Se habló en este blog de...

14.3.08

Heroína de once años


Ramona era una niña de once años que, por no delatar a su padre, le raparon la cabeza, golpeándola y enterrándola hasta el cuello:

"A petición mía, con toda sencillez y humildad, mi buena amiga, la Extremeña Ramona García Rey, relató en mi presencia su cruel experiencia en la Guerra Civil Española. Sabía ella que mi intención era confeccionar un relato sobre determinados hechos sucedidos en aquellos días en Extremadura, de donde yo mismo soy originario. Aquella pretensión la he ido aplazando con el tiempo y hoy he decidido ceder el testimonio al autor de este libro con el ruego de que no añada una sola coma en mi escrito...
Cuando la toma de Badajoz por los nacionales tenía Ramona once años y vivía en el pueblo de Fuentes de León, muy cercano al mío, Fregenal de la Sierra, donde mi padre Antonio Cordón, tenía su finca...
El día 14 de septiembre de 1936 llegaron los falangistas al pueblo de Ramona. Ese mismo día, su padre, asustado por los comentarios que se vienen haciendo, en la zona, por la represión de las tropas sublevadas, decide irse al monte. Cuando los invasores llegaron a casa de Ramona, pillajearon las pocas cosas que en ella había. Incluso unos bidones de aceite, que no podían ser trasportados, fueron agujereados a balazos en la calle. A partir de ese momento la niña acudía cada noche al escondite de su progenitor para llevarle comida. El día 24 del mismo mes fue descubierta en una de sus excursiones y, para forzarla a confesar el escondite de su padre, se le rapó la cabeza con la sola excepción de un pequeño mechón de cabellos que fue adornado con un lazo con los colores de la bandera de la Falange...Después fue violentamente azotada y finalmente enterrada hasta el cuello en una tumba abierta a propósito en el recinto del cementerio del pueblo, mientras fusilaban en su presencia a otras mujeres...
Jamás habló para delatar a su padre. Sin embargo, poco después, éste sería descubierto. El día 29, cuando la niña acudía a la cárcel, para llevar el desayuno al padre, le dijeron que lo habían fusilado..."

Testimonio de E.C.P recogido en el libro "Los horrores de la Guerra Civil" de José María Zavala (2003) Editorial Mondadori DeBOLSILLO

16 comentarios:

Belén dijo...

Efectivamente son horrores lo que pasó en esos cuatro años de terror en nuestro país, y veo bien que se hable de ello, para no olvidar...

Besicos

Cecilia Alameda dijo...

¿Quién reparará el dolor sufrido por esa niña cuando lo era y después, cuando creció? ¿Es abrir heridas pedir que a esa niña se le reconozca el valor y se la nombre con veneración, como se merece?
Menos mal que esos nombres están saliendo en los libros y su memoria no se perderá

Raúl-flakillo dijo...

las guerras pertenecen a una de las lacras de esta sociedad , y aun a si se siguen repitiendo una y otra vez.... que lastima

irene dijo...

Es estremecedor el relato, debió ser terrible para una niña que después de tanto sacrificio le dijeran que habían fusilado a su padre. Y desgraciadamente, seguro que habrá muchos casos parecidos. No debemos olvidar nunca lo que puede significar una guerra civil, o cualquier guerra. Conozco algunos pueblos de extremadura, entre ellos Fregenal, se me pone el vello de punta al pensar que tal vez he pasado por sitios en los que esa criatura sufrió tanto.
Un abrazo

Maki dijo...

Madre q relato pone los bellos de punta,,,pero q verdad cuanta crueldad hicieron estos SINVERGUENZAS ,,,,y hablan de q condenen ,,,,,,si hay q condenar la violencia por supuesto pero ellos cuando condenaran la suya,,,,,,las tantas q hicieron ,,,gracias por ponerlo en tu blog y desde aki mi homenaje a todas las heroinas q fueron muchas ,,,,mujeres y hombres q supieron valorar y luchar por la libertad,,,,mi homenaje hoy junto a ti,,,en especial a Ramona ,
besos

Zololkis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
raizen dijo...

Voltaire dijo "Lo maravilloso de la guerra es, que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar a Dios, antes de lanzarse a exterminar al prójimo"
¿Cómo sería su vida después de presenciar ese horror? :(

Ya estoy de vuelta al blog.
Besos

Piel de letras dijo...

Al, leí con atención tu post y lamento mucho lo que le pasó a Ramona, es horrible la guerra y sus secuelas físicas y emocionales. Cuando me disponía a colocarte un comentario, descubrí que tienes un mensaje que dice ZOLOLKIS. Creo que es un virus que se está propagando por la red. Si alguien hace click en las letras azules, se instala en el ordenador y después aparecen mensajes de un supuesto antivirus para XP, esa ventana emergente aparece y aparece muchas veces impidiendo que se escriba o se lea en santa paz. Batallé para sacarlo de mi lap pero lo hice y después tuve que agregar la protección a mi blog de escribir la palabra y no ha vuelto a colocarse en mi blog otro mensaje de esos.
Lamento usar tu cajón de comentarios para esto, pero no deseo que le suceda a nadie mas lo que me sucedió a mi. En todo caso, si ya le sucedió a alguien, pueden deshacerse de eso con la misma herramienta gratuita que encontré en la red. No soy experta ni nada, pero funcionó.

Otra vez disculpas y si cometí un error y lo crees necesario elimina este comentario para no alarmar a nadie.

Besos

ALBERTO LÓPEZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noemí Pastor dijo...

Make love, not war.

Akinogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Y todo aquello lo hacían en nombre de la Ley, de manera legal y gozaban de inmunidad absoluta. Mataban a quienes no pensaban como ellos (¿a que me recuerda eso?), extorsionaban a sus propios vecinos y gozaban del beneplácito de la iglesia y de muchas gentes que se creían buenas, puras y limpias. Y muchos nietos de aquellos, gozan hoy de puestos de responsabilidad dentro de importantes partidos políticos, especialmente de uno de cuyo nombre prefiero no acordarme.

¿Y si un día se repitiese la historia? Yo lo tengo claro: moriría matando.


Salva

Lucía dijo...

Cuánto horror y sufrimiento, ¿cómo es posible que los hombres puedan hacer cosas así? No me entra en la cabeza que el ser humano pueda ser tan despreciable.

Un abrazo.

Benjuí dijo...

Una idea no vale una vida humana. Sin embargo, pensamos que no podemos hacer nada por evitarlo, y no es cierto: miremos cada uno en nuestro interior: somos cómplices de todas las guerras que hay ahora si no protestamos ante la barbarie.

LlunA dijo...

Muy duro...

Bea dijo...

De casualidd he aterrizado en tu blog. Y me ha impresionado este post. Qué relato más tremebundo, me ha erizado los pelos. Arsss.