Se habló en este blog de...

6.5.08

Néstor Almendros


Hoy en día, de sobra son conocidos en nuestro país personajes del mundo del cine como Antonio Banderas, Javier Bardem, Penélope Cruz, Almodóvar y Alejandro Amenábar, todos ellos triunfadores, con mayor o menor merecimiento, pero que han logrado subir a los peldaños más altos y pasearse por Hollywood con vítores y aplausos.
Pero mucho antes de todo esto hubo un Español que conquistó la meca del cine mundial y participó en muchas de las más célebres películas de la historia. Me refiero a Néstor Almendros.
Néstor Almendros fué uno de los precursores de la fotografía con luz natural que supo captar con maestría grandes momentos de la historia del cine.

Nació en Barcelona en 1930. Desde su más tierna infancia ya dió apuntes de su gran sensibilidad y verdadera pasión por cualquier tipo de arte, en especial por el Cine,
Coleccionaba programas de mano y carteles de cine que a veces robaba de las carteleras, tenia redactadas fichas técnicas de todas las películas, los artistas y directores más importantes de aquella época.
Unos años después de finalizar la guerra civil, junto a toda su familia se marchó a Cuba ya que las ideas republicanas de su padre podían haberle costado algo más que problemas en España.
El primer Cine-club de América lo creó él en la Isla, en aquella época, antes de la revolución, todavía llegaba toda clase de cine que se producía en cualquier parte del mundo.
Durante su residencia en Cuba rodó en la época de Castro varios films informativo propagandísticos y algunos documentales sobre proyectos de gobierno, reforma agraria, higiene, educación y otras cuestiones relacionadas con estos tiempos que le tocó vivir. Con Gutiérrez Alea rodó en "Una confusión cotidiana", y ayudado por su hermano Sergio "Gente en la playa". Fueron frecuentes más tarde sus visitas a México, Italia y EE.UU, donde poco a poco logró abrirse hueco en el mundo del cine. Su primer trabajo en Nueva York fué un corto que tituló "58-59".
En 1962, trasladándose a Francia comienza su exitosa carrera como director de fotografía y montador trabajando con grandes directores como Truffaut o Eric Rohmer.

Después ya llegaría su total consagración en su etapa Norteamericana con títulos entre otros como "Días del cielo", de Terrence Malick, por la que obtuvo un premio Oscar de fotografía en 1978,"El último metro" (1980), de nuevo con Truffaut "Kramer contra Kramer" (1981),"La decisión de Sophie" (1982), de Alan J. Pakula, por cuya fotografía fue nominado al Oscar en 1983, o "Paulina en la playa" (1983), otra vez con Rohmer. En 1988 participó también como director de fotografía en el episodio de "Historias de Nueva York" dirigido por Martin Scorsese. "Billy Bathgate" (1991), de Robert Benton que fué su último trabajo.
Falleció a causa del SIDA en Nueva York, el 4 de marzo de 1992, dejando inacabados varios trabajos.
Sirva este post para rendir un pequeño homenaje a unos de los mejores directores de fotografía de la historia del cine.

9 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...

Me uno al homenaje a este hombre del que había oído hablar elogiosamente, aunque no sabía tantos datos sobre él.
Bien por nuestra gente de cine

Belén dijo...

Me uno a tu homenaje querido, además te doy las gracias porque no lo conocía :)

Besicos

Lucía dijo...

Un artista con una visión muy especial de la luz.
Un abrazo.

Maki dijo...

Pues me uno al homenaje ,,pero que mala soy para el cine que verguenza ajena siento al leerte:$ ,,,pero eso si gracias por darme datos que desconocia ,,,,,,,ves esto es algo mas que solo un pasatiempo ( que dicen algunos ) hoy me informe sin kerer de algo que no sabia jeje,,gracias Alberto

un besi ;)

manuespada dijo...

Uno de los grandes y de los pioneros de nuestro cine, de esos que han abierto las puertas a Banderas y a Bardem, sin duda. me uno al homenaje.

Lula May dijo...

Me encantan este tipo de post que aportan información, y si encima es sobre gente de cine más todavía.

Le conocía de oídas pero no sabía apenas de su trabajo. Gracias Alberto.

Besos.

Roxi dijo...

Lindo homenaje a Nèstor Almendros, y a los directores de fotografía en general.
Su labor es tan importante, le da una magia y un carácter esencial a cada película, y muchas veces no son reconocidos por el público. Muchas veces recordamos al director y a los protagonistas, y no recaemos en la importancia de cada una de las personas del equipo.
En Chile, nuestro director de foto, más reconocido y de mayor trayectoria es el maestro Héctor Ríos, quien a través de su trabajo en importantes pelis nacionales, ha contribuido enormemente al desarrollo del cine en mi paìs y a la formación de nuevas generaciones de cineastas.
Trabajó en la dirección de fotografía de pelis como El Chacal de Nahueltoro, de Miguel Littin; La Colonia penal y El infierno de Raúl Ruiz; La Frontera, de Ricardo Larraín y El hombre que imaginaba, de Claudio Sapiaín.
Un abrazo!

Abril dijo...

pues no lo conocía y me ha gustado tener esa información, gracias por aportarla...dicen que "nunca te acostarás, sin aprender una cosa más", jeje

;)

Calle Quimera dijo...

De pequeño homenaje nada, niño, ha resultado una reseña de lo más completita, y desde luego muy merecida por quien ha sido uno de los abanderados del cine español fuera de nuestras fronteras.

Un besote.