19.8.09

Luis Rosales y Federico


Es curioso. Hoy he recibido un libro que tenía encargado hace tiempo, "El naúfrago metódico", una antología poética de Luis Rosales, gran amigo de Federico García Lorca y también grandioso poeta. Esta misma noche, viendo en la 2 un documental sobre las pesquisas e investigaciones que hizo Agustín Penón en los años cincuenta sobre la captura y asesinato de Federico, a aparecido de nuevo la imagen y la voz de Luis Rosales en la célebre entrevista de Soler Serrano para TVE en 1977, y que parte de ella se puede ver en youtube, aunque el fragmento que os añado abajo está extraido del documental "Lorca, el mar deja de moverse", del cual ya he hablado en alguna ocasión.
Todo esto, en el día que se conmemora o más bien se recuerda, el vil y cobarde asesinato de Federico, por un grupo de descerebrados al mando de un gobernador civil, que comido por el odio mandó ejecutar a nuestro gran poeta. Un tipo que en palabras de Rosales sólo se dejaba llevar por su ambición política, pero que jamás representó, ni representa ni representará absolutamente nada. Junto a Lorca siguen enterrados en algún lugar del barranco de Víznar cientos de inocentes ciudadadanos que el único delito que cometieron fué pensar de manera muy diferente a los fascistas que usurparon la democracia a la sociedad Española de 1936. Rosales y Lorca, dos amigos y dos poetas que siguen presentes en muchos de nosotros.

4 comentarios:

Kamenah dijo...

Sí que están muy presentes en la vida de muchos de nosotros. Gracias por compartir su recuerdo con nosotros y por el vídeo de la entrevista :D

Cecilia dijo...

Rosales ayudó a Federico, y eso le honra. Pero el que mandó ir a buscar al poeta no era una pieza suelta, ni un tipo que sólo se representaba a sí mismo. Era un eslabón en una cadena de dirigentes fascistas empeñados en cargarse a todos los que ellos consideraban ajenos a su tendencia (ni siquiera lo voy a llamar ideología) política. Federico, además de no ser fascista ni militarista, era poeta, era homosexual y era republicano. Tenía muchas papeletas para ser víctima de las hordas franquistas.
Rosales fue una excepción porque, siendo de derechas y no estando en contra del golpe, parece que trató de salvarlo de morir.
Lástima que no lo consiguió.

Belén dijo...

Fue una guerra, horrible y desalmada, en ambos lados hubo muertos de grandes hombres... como buena guerra que fue...

Una lástima

Besicos

Roxi dijo...

García Lorca es uno de mis más grandes y constantes amores litearios en esta vida.
A Luis Rosales no lo conozco, pero nunca es tarde asì que gracias por dejarme esa inquietud. Buscaré algo de él por estos lados.
Abrazo !