Se habló en este blog de...

24.9.06

El Otoño


Como si un de un fantasma se tratase
hizo su aparición el bucólico otoño.
Y todo pasó del azul al ocre en un segundo,
de los colores al sepia fotográfico.

Por las esquinas suena con el viento
el llanto de los deprimidos árboles,
y sus lágrimas son hojas secas
que caen al suelo como un manantial.

Los ríos suenan de una manera extraña,
nuestras caras se reflejan tristes.
En el cielo, bandadas de golondrinas
vuelven a la mugrienta y gris ciudad.

El ruido del mar se vuelve penetrante
hal algo en él tenebroso,malévolo.
Las olas rompen sin piedad contra las rocas
y las gaviotas parecen ahora estatuas de sal.

(Miguel Ángel Rincón)

2 comentarios:

Joan Pamo dijo...

Bonito poema, pero a lo que vengo. Es que no puedo responder a Calvario, pero me sentía en la obligación de decir que la peli hace honor al título... y hasta aquí puedo leer.

Alberto dijo...

En fin,nos conformaremos con decir que hay que ver un poco de todo para poder apreciar lo bueno.