Se habló en este blog de...

16.4.07

Cuando la realidad supera la ficción


Todos de alguna u otra manera recuerdan la película dirigida en 1985 por Sylvester Stallone "Rocky IV", en la cual una mole venida del este llamado Ivan Drago aterrizaba en los Estados Unidos para desafiar a los más temidos y bravos púgiles. En un combate de exhibición le quita la vida a el excampeón Apollo Creed y reta a el actual Rocky Balboa a otro combate esta vez en Rusia que no es más que una visión del propio Stallone del mito de David y Goliath en la época más delicada de la guerra fría, pero esta vez a base de ostias en vez de piedras.
Pues bien hoy en día aunque lo de la guerra fría ya es historia, no hace mucho que aterrizó otra mole también venida de Rusia llamado Nikolai Valuev que con solo verle en foto ya da miedo. Es el campeón de los pesados más alto y voluminoso de la historia con sus 2,13 m. y sus 148 kilos. Algunos puristas de "el noble arte" dicen que con mastodontes como estos la categoría reina del pugilismo pierde mucho y cada vez se estilará menos el campeón bravo, duro y fornido a lo Myke Tyson. No sé el caso es que hace unos minutos este post se me ha reventado (tiene cojones) al enterame que Valuev perdió la otra noche por puntos y cedió la corona a un tal Chagaev (otro Ruso), y su intento por romper el record de 49 victorias sin derrotas de Rocky Marciano se le fué al traste. El palmarés de Valuev se queda en 46-1, con una pelea sin decisión , lo que tampoco está nada mal.
En fín de todas maneras seguiremos al Ruso con el rabillo del ojo ya que esto seguro que no queda ahí.

2 comentarios:

Sonofotlon dijo...

miro la fotografia y realemente me gustaria ver esa pelea, por que asi a simple vista me resulta INCREIBLE aceptar en como puede perder. Tan solo me sobra con ver el brazo del grandote e imaginar un golpe con la fuerza que puede salir de ese brazo, me da la sensacion que no se podria parar quien lo recibiera a dicho golpe mas con esa estatura.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

No, la fotografía no es del dia que ha sido derrotado por puntos, es de otro combate en el cual resultó vencedor.