23.2.16

El último acto

Siempre supieron donde estaban las fosas y dieron carta blanca para que fueron destrozadas por excavadoras para alisar el terreno y edificar sobra ellas adosados y antiestéticos parques. Esos parques por los que muchos ahora paseamos y decenas de chiquillos juegan al fútbol sin saber que tal vez algunos de sus antepasados yacen debajo de una gruesa capa de hormigón. Callaron y permitieron, víctimas y verdugos. Unos por olvidar, otros por ocultar. Sabían que quedaban muchas víctimas por ser encontradas y darles una digna sepultura. Nunca quisieron reavivar odios, ni reabrir heridas. Sólo querían dar un último acto de dignidad a sus padres, abuelos y familiares a los que les arrebataron la vida tan sólo por una forma de pensar.

No hay comentarios: