Se habló en este blog de...

18.12.08

Dicen que era muy malo


Desde que fusilaron a su padre, el pequeño tuvo que buscarse la vida para que él y su madre, repudiada cobardemente por sus vecinos, pudieran sobrevivir.
En Granja de Torre-Hermosa (Badajoz), estaba tomando una cerveza en un café de la plaza. Se acercó un niño de unos nueve años a pedirme una limosna. Iba descalzo y desnudito, por todo vestido un delantal; ni pantalón, ni camisa, ni nada. Hablé con él y le pregunté por qué pedía. Me dijo:"Para llevar dinero a mi mamá que está en casa".
Noté un no sé qué en aquel niño que se veía que no estaba acostumbrado a aquella vida. Le dije: -Anda guapo, siéntate y cómete un bocadillo.
-No, no señor.
Yo lo interpretaba como miedo e insistí:
-Anda, no seas tonto, pide lo que gustes. Siéntate. El niño seguía negándose. Ante mi insistencia, confesó:
-Es que a este café venía todos los días con mi papá y me acuerdo mucho de él.
El niño sollozaba. Le senté en mis rodillas; no supe qué decirle. La criatura me aclaró:
-Dicen que era muy malo, pero a mí me quería mucho. Le dí unas pesetas, dejándole marchar. El camarero que había advertido la escena me dijo:
-Sí, este es el hijo del médico que fusilaron por ser socialista. Su padre venía con él todos los días.
Le pregunté cómo había llegado a aquel extremo de miseria, y me contestó que, al fusilar al padre, se incautaron de todo lo que tenían, y que a la madre nadie se atrevía a socorrerla por temor a ser tildado de marxista. Los de la Falange les daba un rancho una vez al día, diciéndole al niño que su padre era muy malo. Esta escena me conmovió y me hizo odiar al fascismo más que todos los asesinatos.

Testimonio de A.B ,recogido en el libro "Los horrores de la guerra civil"
de José María Zabala (2003)

10 comentarios:

Piel de letras dijo...

¡Auch!
Que cosa tan tremenda y triste.
:-(

Cecilia Alameda Sol dijo...

Lo más triste es pensar que eso le pasó de verdad a un niño y que eso no lo habrá olvidado jamás. Aquellos niños que perdieron a sus padres han vivido con una sombra en el alma toda su vida. ¡Qué horror!

Gema dijo...

La triste realidad de las guerras, odio, injusticias, muertes, miles de barbaridades ocurridas todas juntas.
Saludos

Drea dijo...

Pues sí, me ha gustado mucho.

Kato dijo...

no sé mucho del estatus social ahí... pero lo que hicieron fue una crueldad es algo inhumano e inmoral!

Yo misma dijo...

Muy bonito y emotivo. Estas cosas debería de saberlo todo el mundo.
Un beso.

Mundos Azules dijo...

Llevo varios días buscando los tres tomos que ha editado Carlos Jimenez sobre a guerra civl, "36-39 Malos Tiempos". Me imagino que habrás oido hablar de ellos, pues yo conozco a ese autor por tí. Paracuellos, una pasada de comic. Por cierto, hace pocas horas han retirado una de las últimas estátuas que quedaban del innombrable en este pais. Ya era hora.

Calle Quimera dijo...

Es espantoso lo que hacen el odio, el miedo... Cuántas historias como estas habrá en todos los bandos vencidos del mundo...

besos, Alberto, es conmovedor. Y terrible.

LlunA dijo...

Fuerte...
Un besote

El callejón de los negros dijo...

Por ese y tantos motivos más debemos hacer justicia y rescatar a quienes fueron humillados. Para que la justicia sea eso al menos una vez.

Antonio